23 abril 2009

Si caminas estarás más sano.

Para llevar un estilo de vida sano y evitar ciertos factores de riesgo como la obesidad, la tensión arterial o los infartos hay que realizar ejercicio de manera periódica. Pero los beneficios para la salud dependen de la intensidad de la actividad.

Para cuantificar la intensidad de la actividad física los especialistas emplean una unidad llamada MET (equivalente metabólico), que se corresponde con la energía que gasta por hora una persona que está en reposo y equivale aproximadamente a una caloría por kilo de peso. En función del consumo calórico, el ejercicio se clasifica en leve (de uno a tres METS), moderado (de tres a seis) y fuerte (por encima de seis).

Como hay pocas herramientas válidas disponibles para que el público pueda medir el grado de intensidad del ejercicio que realiza, un grupo de investigadores ha realizado un estudio para intentar averiguar si un podómetro serviría para calcular el ritmo de entrenamiento. Pusieron a caminar en una cinta a varios hombres y mujeres y las conclusiones han sido claras: para obtener 3 METs, los hombres debían llevar una cadencia de 102 pasos por minuto y las mujeres 106.

Así las cosas, los médicos indican que una intensidad moderada de ejercicio en un adulto se conseguiría caminando unos 3000 pasos en durante media hora al menos cinco días a la semana. (100 pasos al minuto). Es una recomendación pero tu organismo te lo agradecerá.

3 comentarios:

Tremendelirius dijo...

Yo debo estar entonces en el nivel moderado a fuerte puesto que salgo a correr 3 veces por semana a parte de salidas obligadas que tengo.

La verdad es que parece una tontería pero es un gran consejo. Yo desde que salgo a correr me siento más fresco y más sano, mi peso se ha estabilizado y lo que es mejor, mi mente está más clara.

Venga un saludo.

Carmen dijo...

Es verdad que el ejercicio es esencial. Yo hago a diario bicicleta en casa con fuerza de voluntad porque no dispongo de mucho tiempo, y también camino (sin correr) porque me encanta. Me relaja. Gracias por recordarnos tan útiles costumbres. Un beso

ANITA dijo...

Totalmente de acuerdo y no solo evita riesgos vasculares y demás.
Favorece el buen funcionamiento de la musculatura que también hay que cuidar no se atrofie por falta de ejercicio esto también produce molestias de calambres y contracturas. Yo también siempre que el tiempo me deja salgo en bici todos los días. Un saludo.