06 marzo 2009

La perra gorda




En 1870 el Gobierno que siguió al exilio de Isabel II acuñó una de las monedas más populares de la historia de España: diez céntimos de cobre que tenía en el reverso la figura de un león rampante, alegoría del entonces decadente imperio. Tan chocante resultó la postura del animal que la gente empezó a decir que más que un león parecía un can. El comentario cuajó y la moneda acabó llamándose perra gorda.

Se acuñó otra de cinco céntimos, la perra chica.

Gracias a la popularidad de ambas piezas, perra acabó siendo sinónimo de dinero: tener o costar muchas perras. Dio pie también a la expresión “para ti la perra gorda”, ideal para zanjar cualquier discusión. Las medas, chica y gorda, continuaron llamándose así hasta que desaparecieron en 1941, aunque entonces ya no lucían ni leones ni perros.

5 comentarios:

Emma dijo...

Vaya, cada día se aprende algo nuevo... Ahora ya sé de donde viene lo de "perra gorda"
;)
Gracias ipecan. Un saludito.

yo mismo dijo...

Mira tu que cosas. Lo que tiene el pueblo, que le pone un mote a alguien o al algo y así se queda para la historia...

A ver si nos dice de donde viene lo de Pepe Botella, por ejemplo.

Chau

Anónimo dijo...

Que interesante!! ya sabemos por qué en muchos pueblos los abuelillos dicen perras jaja!! seguro que ellos no lo saben!! me a gustado mucho si!!

María

ipecan dijo...

Muchas gracias a Emma, yo mismo y María por vuestros comentarios.

un saludo.

ANITA dijo...

Mira tu por donde me he enterado de donde proviene la expresión de la perra gorda. No tenía ni idea.
Muy bien por tu información.