20 octubre 2008

En busca del hortelano



Un grupo de investigadores de la Universidad de la Rioja ha realizado un trabajo sobre la exposición de las verduras en los supermercados y concluido indicando que la brillante luz que iluminan las estanterías donde se disponen las verduras, junto con el plástico que las recubre, hacen que se acorte la vida de las mismas hasta un 60%.

Dicen que sin plástico y a oscuras se conservarían mejor, algo evidente por otra parte.

Así que nos recomiendan que, si queremos consumir coliflor, espárragos, puerro o pencas de acelga en condiciones, realicemos la compra tradicional en las tiendas donde exponen las verduras al aire libre y luego las lavemos y cortemos en casa.

Así las cosas, y dispuesta a recargarme de las vitaminas necesarias para afrontar el invierno me he propuesto acudir a la Galería Comercial que está debajo de mi casa, y comprar la verdura fresca, recién cortada y con sus bichitos y todo.
Si es que no hay nada como lo natural.

1 comentario:

cine.stesia dijo...

Yo también prefiero la verdura fresquita, con su formas y sucios naturales.
Gracias por la visita! Me gusta también tu blog... cuenta con mi voto en personal, porque el de diseño ya lo di. Te recomiendo en la categoría latinoamericanos: http://omarama.blogspot.com